¿Con qué soñamos hoy?

Cada día nuevos post que te harán soñar

  • El Muro de las Almas, Final

         Mientras rodaba golpeándose con alguna que otra piedra afilada, Zeni intentaba aferrarse a cualquier cosa que lograra salvarle de una muerte segura. Al final, sus jóvenes reflejos le sirvieron para captar una rama que sobresalía desde la rocosa pared, agarrarse a ella y quedar suspendido en el aire a tan sólo unos metros de las feroces serpientes. Éstas saltaban con la intención de tomar algún bocado, enseñando sus colmillos infernales. Zeni intentaba no soltarse. Miró hacia arriba y aún seguía rugiendo con fuerza la bestia que hizo que cayera al vacío y a unos metros de sus pies el infierno con forma de serpiente murmuraba cuánta esclavitud deseaba tener.
         –Enfréntate a tus miedos, Zeni –volvió a escuchar esa voz.
         –¡Cómo! ¡No puedo! ¡Estoy perdido! –exclamó con los ojos llorosos.
         –Cuando te enfrentas a tus miedos nunca se está perdido del todo, Zeni.
         –¿Cómo salgo de aquí?
         –Piensa Zeni…
         Zeni miró a su alrededor y vio que a su izquierda había otra rama igual de parecida que en la que estaba colgado. Puso todo su empeño y fuerza para balancearse hasta llegar a la rama. Cuando la alcanzó, se agarró de ella y así fue haciendo con las siguientes que iba encontrando en su paso, hasta que alcanzó llegar arriba del todo. Aunque esta vez, había subido por un lateral del precipicio. De nuevo un rugido alborotó al silencio y vio la sombra de un espantoso demonio de la noche. Su mirada amarilla declaraba una guerra fría y sangrienta. Las piernas de Zeni temblaban, pero ya no podían huir, estaban aterradas. La fiera se lanzó a su presa. El chico puso sus manos para frenarle, sin evitar caer sobre la fría tierra. La pantera sedienta de placer rugía violentamente. Su aliento humedecía los latidos del corazón de Zeni. Fue el momento perfecto para que el muchacho agarrase una rama que tenía cerca para golpear a la bestia. La inteligencia del animal envuelto en tinieblas era tan tangible que enfurecida quiso arrancarle de un bocado la piel de su cuello. Zeni con mucha rapidez se protegió con la rama y bloqueó su furia. Fue tal su esfuerzo por sobrevivir que logró quitarse a la bestia de encima. Se puso de pie y, con la ayuda de su rama aliada, se enfrentó a su enemigo. Ya no tenía miedo. Ya no era el de antes. Golpeó a su adversario, se enfrentó a él en una batalla sin descanso hasta llegar al mismo precipicio que le vio caer. La fiera era ahora la indefensa, la desprotegida. El muchacho se armó de tanta valentía que dio su último golpe. El demonio cayó al vacío donde le esperaban las serpientes sedientas de carne fresca. La bestia se aferró a las rocas de la pendiente con sus zarpas, intentando frenar a su cruel destino. Zeni se abalanzó y alargó su brazo. Con su mano cogió el lomo del cuello del animal y se esforzó para que no cayera al vacío. Las gotas de sudor le caían por la frente al joven, aun así no se rindió en su intento de salvarle. La energía desatada por lograr la conquista hizo que la bestia lograra subir de nuevo a tierra firme y segura. Ambos se miraron desafiantes. Los ojos amarillos del animal eran más transparentes ahora… Algo en él había cambiado. Ya no era el mismo. Se acercó más al muchacho y tocó con su cabeza su piel erizada. Estuvo unos minutos rozando su pelaje contra su piel esclava. El aire empezó a soplar con una brisa ligera y dulce. Su entorno empezó a difuminarse. La figura de la fiera comenzó a deshacerse entre el viento, a despedazarse, como si de un puzle en el que se habían encajado todas sus piezas ya había sido solucionado y necesitaba ser guardado en el baúl del intrepidez. Zeni se puso en pie con los ojos bien abiertos. Ahora su alrededor era un lugar que ya conocía: había vuelto al otro lado del muro. A ese lugar que era más peligroso que el que había descubierto. Frente a él estaba la misma fiera que había logrado deshacerse del comandante. Sabía que se había deshecho de él por el color rojo de sus colmillos. Echó un rugido infernal, tan poderoso que las hojas de los árboles temblaron. Corrió hacia el chico con una velocidad inquietante, pero Zeni ni se inmutó. Apretó los puños, le miró desafiante y cuando sólo quedaban unos segundos para el ataque, se agachó para ponerse al mismo nivel que su adversario, simulando tener cuatro patas con sus afiladas garras. Zeni rugió con todas sus fuerzas. Fue tal su canto destructivo que el mundo se paralizó por un instante, incluso, el animal frenó sus pasos, mirándole a los ojos a tan sólo unos centímetros de él. Después de unos segundos intensos y mágicos donde sus miradas hablaban con más claridad que unas simples palabras. El animal agachó la cabeza, arrodillándose ante él. Fue entonces cuando Zeni lo entendió. El miedo era algo espantoso que le había tenido preso durante toda su vida y por fin había conseguido hacerle frente. Ahora, el miedo era un aliado. El joven miró hacia atrás y sonrió al ver la gran muralla mística. Se acercó a ella, puso su mano sobre sus frías piedras y se iluminó. Unas voces salió de la gran muralla expandiéndose por el alrededor. Las piedras empezaron a temblar, cayendo en picado, destruyéndose por completo la gran barrera. Tras ella un nuevo camino, una nueva civilización desconocida se alzaba… Zeni no tenía ni idea de por qué les habían aislado de la suya, pero tenía el presentimiento de que pronto iba a contestar a todas sus dudas. Puso un pie al otro lado y se adentró en un nuevo territorio. A su lado, se podía ver a su fiera sombra seguirle tras sus pasos.

     
  • Sin palabras...



    http://www.hechosdesuenos.com/2016/10/frases-para-sonadores.html

  • Incansables






  • Regalo Chat en Vivo

    ¡¡Muchísimas gracias a todos por participar en el chat soñadores!!

    Aquí os dejo una sorpresa para que nunca dejéis de soñar :)

    ¡¡Un abrazo!!

    https://www.dropbox.com/s/nhayrkuht2g9zsr/hechosdesuenos-01.jpg?dl=0



  • Presentación La Fábula de los Sueños en Madrid

    ¡¡Hola soñadores!!

    Este sábado, 24 de febrero, a las 12:00 de la mañana estaré presentado mi libro "La Fábula de los Sueños" en Fuenlabrada, Madrid. Si estáis cerca y os apetece pasar una mañana de ensueño, allí os espero.

    Además, firmaré los libros y tendremos muchas sorpresas donde los sueños serán los protagonistas...

    ¿A cuántos de vosotros veré? ¡¡Tengo muchas ganas de conoceros!!

    Un abrazo gigante y ya sabéis, nunca dejéis de soñar :D 




  • Frases Para Soñar


    http://www.hechosdesuenos.com/2016/04/frases-para-sonar.html

    http://www.hechosdesuenos.com/2016/10/frases-para-sonar-ii.html




  • Con la tecnología de Blogger.

    Mi mundo... Nuestro mundo

    Una historia que te llega sólo sería niebla sin un valiente que la escriba y sin un héroe que se atreva a leerla...
    ¿Qué tipo de héroe eres tú?.

    Un poco más de mí

    Soy Tómas Dagna escritor y blogger. ¿Quiéres conocerme un poco más?

    • Diario de un Soñador

      Existen momentos en los que necesitas contarlo todo. Esos momentos, en los que crees que tu mundo debe ser explorado, o al menos, dejar paso a la voz que quieres que los demás escuchen.

      Bienvenidos a Diario de un Soñador

      Leer más
    • Un poco más de mí

      Escritor, blogger, guionista... Pero sobre todo, soñador. Aquí podéis preguntarme vuestras curiosidades, sugerencias, inquietudes o vuestros sueños. Esta sección es de todos los soñadores.

      Conóceme quiero conocerte

      Leer más
    • Entrevistas

      En esta sección subiré todas las entrevistas que vaya realizando para que no os perdáis nada acerca de todos los actos y medios de comunicación a los que me van invitando.

      Los sueños en los medios

      Leer más

    LA FÁBULA DE LOS SUEÑOS

    ¿Qué serías capaz de hacer por cumplir tu sueño?

    Secciones Para Soñar

    Pasión, felicidad, especial, sincero, alegría, eterno, conquistador, creativo, innovador...
    Un sueño lo es todo, pero para mí un sueño es literatura

    Contacto

    Si tienes alguna sugerencia, duda o quieres hacerme una pregunta, rellena este cuestionario y te responderé lo antes posible. Sigamos soñando

    Hechos de sueños ®

    • Tómas Dagna
    • Madrid
    • hechosdesuenos@gmail.com