• Existen las Bestias

       En el alrededor, el polvo se sustentaba en el aire. La humedad se acogía al paso de una dulce brisa. Al fin había acabado de llover pero Damon no sabía bien si eso era una buena noticia. Con las manos atadas se hallaba entre paja y paredes de madera, junto a su compañera Míara. Ninguno de los dos sabía qué era lo que les iba a ocurrir. Lo único que sabían era que una tribu que practicaba el canibalismo y la magia negra les tenía presos en una de sus cabañas. Les habían quitado las armas y estaban a sus completas disposiciones. Damon miró al suelo y por las rendijas que se formaban entre los trozos de madera pudo ver la altitud que existía desde donde estaban hasta la tierra humedecida por el paso de la tormenta.
       Tras unas horas sin saber qué iba a ocurrir con sus destinos, la puerta fue abierta por un grupo de indígenas que entraron con mucha energía. Se acercaron a ellos y, con sus manos decoradas por un barro rojo, emprendieron todo un recorrido de empujones hasta la base frotante en la que se encontraba su feje. Una vez que llegaron hasta él, éste marcó el nuevo camino a seguir. Unos tambores empezaron a sonar acompañados de una espeluznante melodía. Damon miraba con asombro como los aborígenes elaboraban una danza y alababan a alguien que él no era capaz de reconocer. Todos ellos llevaban colocados en sus cuellos unos colgantes hechos de ojos. A Damon no le quedaba claro si realmente eran de licántropos o humanos, vista la rareza con la que se comportaban, se esperaba cualquier cosa.
      
       Unos pasos más fueron necesarios para colocarse frente a un pequeño edificio construido con mucha madera. El jefe de la tribu dio la orden de que sus lacayos abrieran las puertas. Éstos llevaron a cabo lo que exigía y así hicieron. El lugar que se dejó ver era el propio a un anfiteatro. Butacas escalonadas se apreciaban en el alrededor, siendo varios componentes de la tribu las que las gobernaban. En el centro del edificio, toda una extensión circular llena de barro formado por la lluvia parecía llamarles. El jefe de la tribu señaló con el dedo que colocaran en ese lugar próspero a la vanguardia, a sus presos. Luego, él se posicionó en su trono decorado con vegetación. Unos de la tribu cerraron las puertas y los que estaban con los forasteros les cortaron las cuerdas que los ataban. Acto seguido se marcharon corriendo hacia donde estaba la demás muchedumbre. Desde la distancia, fueron arrojados cerca de los presos un largísimo y feroz látigo con una espectacular espada. Damon y Míara se miraron sin entender nada.
       -¿Qué es lo que está sucediendo? ¿Qué van a hacer con nosotros? -preguntó él, casi a susurros .
       -No tengo ni la menor idea, pero prepárate para lo peor -le contestó con el susto el los ojos la vampira.
       El jefe de la tribu se puso en pie y mandó a callar a su pueblo.
       -Nuestros dioses nos han bendecido con carne fresca -al decir esto, todos los que estaban allí empezaron a gritar de emoción. El jefe profanó un silencio-. Pero, a pesar del hambre, las normas de los dioses prevalecen por encima de la desesperación -frenó sus palabras para dejar paso a la ovación.
       -¿Qué dice este chiflado? -preguntó en lo bajo Damon.
       Míara le miró con preocupación y volvió su atención a lo que decía el anciano, castigado por las heridas.
       -Los dioses nos han premiado... Así que comience el juego -al terminar la frase, todos miraron al cielo y más tarde con ansias fijaron sus miradas a la impresionante verja de hierro que había al final de donde se hallaban los forasteros. Unas respiraciones se escucharon y, poco a poco, los estructurales barrotes plateados fueron abriendo el paso.
       -¿Qué se supone que hay ahí dentro? -cuestionó desconfiado Damon.
       -Puedo olerlos... Damon, si pensabas que los licántropos eran bestias, intenta ponerle un nombre a estos -comentó con inquietud Míara. 
  • 2 comentarios:

    1. ¿Qué serán? El final de tus relatos es lo mejor. Siempre nos dejas en ascuas...

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡¡Muchas gracias por el comentario!!

        Estás cerca de descubrirlo ;)

        ¡¡Saludos!!

        Eliminar

    Con la tecnología de Blogger.