• El Batallón de los Lemuriers

         Los ojos de Damon parecían volver a esa mirada de cuando era un niño. Llorosos y plagados de estrellas luminosas. Su aliento se fue desquebrajando y su voz se silenció en un susurro. La rabia estaba consumiendo a su enmascarado corazón. Una brisa de angustia acorraló a todos sus sentimientos y los apresó en una esquina de su alma. Después de la historia que jamás creyó que iba a escuchar, sintió como su corazón se partía en mil pedazos. Esta vez, ni la más bondadosa caricia de consuelo de Míara le pudo calmar el dolor que había penetrado en su cuerpo. La vida le estaba dando una lección de humildad… Y de humanidad. Hacía años que se sentía un animal y no un humano, en cambio, ahora estaba viendo que hasta los más fuertes pueden ser derribados con palabras. Su muro de cemento adornado por una insaciable decoración estaba siendo destruido. Derrumbado por una historia que deberá digerir de la mejor forma posible. Con la que siempre permanecerá preso. Alzó una de sus manos y se las llevó a sus ojos inundados de lágrimas. Se la secó rápidamente y se mordió fuerte el labio. Una gota de sangre brotó de él. Míara le limpió el estorbo y le movió el mentón hacia ella.
         -Haciéndote daño no conseguirás hacer que el dolor se vaya –citó con sabiduría.
         -Ayuda a frenarlo –dijo afligido.
         -No puedes derrumbarte ahora… -cedió un silencio para mirarle intensamente-…. Estoy segura de que eso es lo que hubiera contestado ella si te viese así.
         Damon agradeció con una sonrisa la empatía de la vampira y sabía que estaba diciendo la verdad. Su madre nunca hubiese permitido que en una situación tan delicada se decayese. Así que se armó de valor y se acercó, anclado en soberbia, hasta el mago.
         -Dime dónde debo conseguir aliados para enfrentarme al ejército de Lira.
         Antes de que una palabra pudiese escapar de la boca del mago, las puertas del castillo se abrieron de par en par entrando por ellas un asfixiado compañero de hechicería. El mago se acercó a él y se preocupó al verlo tan nervioso.
         -Restrik, ¿qué es lo que sucede?
         -Lemu… Lemur… -contestó sin aliento.
         El mago le agarró y le intentó tranquilizar.
         -Ratrik tranquilízate. ¿Qué ocurre?
         -Mi señor… Se acerca una bandada de Lemuriers –comunicó un poco más calmado pero con el miedo dibujado en su cara.
         El mago miró a Damon y transmitió un mensaje de preocupación bajo su frío atisbo.
         -Sabe que estás aquí –añadió.
         Los otros magos -que estaban reunidos en el salón- cuchicheaban entre ellos, con voces de asustadizo terror.
         -¿A quién te refieres? –Damon quería ahogar su preocupación en una pregunta.
         -La oscuridad te ha encontrado y ha enviado a un grupo de Lemuriers para arrasar con todos aquellos que intenten protegerte –le explicó.
         -¿Quiénes son los Lemuriers?
         -Seres esclavizados por las almas oscuras… Vampiros que nunca llegaron a evolucionar. Son intrépidos, torpes y muy despiadados –contestó a su pregunta, Míara.
         Damon miró a ambos y caminó hasta la entrada del castillo. A lo lejos, una sombra gigante de seres sumidos en las más temibles tinieblas se apoderaba de los cielos. A medida que se acercaban a su destino, se iban apreciando con más claridad sus cuerpos sumidos por la infelicidad. Unas grotescas alas, unos cuerpos de pieles consumidas por la desgracia y unos colmillos mortales hacían que Damon mostrase más repugnancia por esa raza en fase de evolución. Tan pronto como se formó un suspiro de odio, una suave mano tocó su hombro. A su lado se posicionó Míara observando a aquellos que se iban acercando. Poco a poco, todos sus compañeros y el grupo de magos fueron apareciendo, tornando de cobijo su alrededor. Una alarma con un sonido altamente potente avisó a la comunidad maga que debían resguardarse de los intrusos. Un murmullo se formó y la población empezó a movilizarse hacia lugares seguros dentro de su reino. Muchos estaban asustados, mientras que otros se veían esperanzados ante la atenta mirada del grupo. Un joven mago miró con nobleza a Damon y ese gesto fue suficiente para que él se diera cuenta de que muchos sabían que una nueva historia tenía que ser escrita en los reinos de la oscuridad. Tras un pequeño parpadeo –de la nada- apareció un flamante ejército de magos. Parecían poderosos y bastante compasivos con su pueblo. Eran los protectores del mundo mágico e iban a luchar por conservarlo. Uno de ellos se acercó al señor de los magos y a Damon. Miró a ambos con atención y sirvió a sus palabras de una sonrisa.
         -Ha llegado el momento de que luchemos para salvar el mundo en el que queremos vivir –al finalizar su impugnación se volteó y observó como, con descaro, su cielo encantado se consumía por los alaridos de un pelotón de almas negras.
  • 6 comentarios:

    1. Guauuuuuuuuuuuuuuuuu......................Me deja sin Palabras...
      Una brisa de angustia acorraló a todos sus sentimientos y los apresó en una esquina de su alma. Después de la historia que jamás creyó que iba a escuchar, sintió como su corazón se partía en mil pedazos. Esta vez, ni la más bondadosa caricia de consuelo de Míara le pudo calmar el dolor que había.....continua......léanlo por favor.
      Abrazos,Amigo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡Me alegra que te haya gustado tanto María Consuelo Prada!! :D Espero que sigas disfrutando de esta novela llena de fantasía y misterios. ¡¡Muchas gracias por tu comentario, soñadora!! Saludos y un fuerte abrazo ;)

        Eliminar
    2. ¡Genial! Engancha desde el principio y te deja con ganas de leer más. Muy bueno, saludos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡Muchas gracias por tu comentario Sal Yin!! ¡¡Bienvenida al blog donde todos tus sueños descansan!! Feliz día y espero que sigas disfrutando de este lugar ;) ¡¡Saludos soñadora!!

        Eliminar
    3. :o Pero ¿qué pasó?, me deja a 3/59 de sueño, no se pueden leer los siguientes capítulos,¿cómo hay que hacerle?

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡Hola, soñador/a!! Muchas gracias por tu comentario :)

        De momento, la historia llega a un primer corto, pero no te preocupes porque en breve se seguirán subiendo los próximos capítulos.

        Que tengas un feliz día y nunca dejes de soñar :D

        Eliminar

    Con la tecnología de Blogger.