La Fuente de los Milagros

     Cuando se trata de ir a buscar el éxito, muchos piensan que lo que hay que encontrar es fortuna. En cambio, tal vez dicha palabra no esté reñida al valor material por encima de todo, sino más bien al hallazgo de la felicidad. Eso que tanto no cuesta hallar si primero estás dispuesto a buscar.

      La vida nos enseña a que hay que saber valorar las cosas. A que aunque creamos que todo está en nuestra contra, en realidad, nos está guiando a conseguir lo que realmente nos merecemos. Puede que a veces no la entendamos, pero sólo ocurre porque tal vez no sabemos escucharla. En ocasiones, para encontrar aquello que adoramos, primero tenemos que aprender a cómo llegar sin descuidarnos. Escoger el mejor de los caminos para ganar el mayor de los milagros.

     Como todos saben, algo te puede venir sin haberse deseado. Pero no encuentras lo que realmente quieres, si antes no te has molestado en ir a buscarlo. Cueste lo que cueste, siempre hay que intentar ser uno mismo el que vaya por su milagro. Pues nada es regalado sin un esfuerzo pagado por adelantado.


 
*Imagen del pintor Rob Gonsalves  

Reacciones: