¿Qué bote escogerías?



     Estás sentado en una mesa dónde te ofrecen elegir entre dos recipientes. Uno guarda mariposas mágicas de todos los colores mientras que el otro está vacío... ¿Cuál elegirías? 

     Parece que esta vez, la fábrica de los sueños ha querido introducirnos en el mundo de la psicología y, sobre todo, en nuestro propio mundo interior. Sí, ese que muy pocas veces mostramos y muchas otras tocamos con la punta de nuestros dedos. Pues qué le vamos hacer, hoy tengo ganas se desnudar mi alma. 

     Si estuviese en esa situación, no me lo pensaría mucho. A pesar de que me inquietase quedarme con lo cómodo, con lo que se ve, aquello que se puede apreciar... Yo me aferraría al recipiente que no guarda nada en su interior. ¿Por qué? Pues porque en él tengo la posibilidad de llenarlo de recuerdos, de mis momentos, de fantasías, de palabras, de sentimientos... Podría decorarlo a mi antojo, sin dañar nada de lo que tenga dentro y sin dejar escapar a todo eso que quiero siempre tener guardado en mi pequeño tarro de cristal. 

     Si me enfrentase a una circunstancia así, sería como un regalo. Tienes la posibilidad de elegir un camino de oportunidades, una vez más. 

     Ahora, si me disculpáis familia, os dejo un rato con vuestra decisión que voy a llenar mi recipiente de sueños. 

     ¡¡Un abrazo fuerte, soñadores!! :)
Reacciones: