¿Cuál crees que será tu futuro?


     Un día despiertas y, al levantarte, te das cuenta que estás en otra habitación. Que no es tu cama, que no hay nada tuyo a tu alrededor. Miras al frente y ves un enorme espejo brillante. Al acercarte, una voz dulce así como misteriosa te cuenta una historia - propia de un cuento- en la que cita en una de sus partes: "Y aquellos que eran fieles a sus sueños desearon frente al espejo un presagio de su futuro... Dime espíritu soñador/a, ¿cuál crees que será tu futuro?" ¿Qué le contestaríais, soñadores?

     ¡¡Esta semana nos teletransportamos al futuro, soñadores!! Ojalá se pudiera saber de él... Aún así, me encanta que sea incierto. Esto hace que vivamos la vida como en realidad queremos vivirla, en todo momento siendo uno mismo. Si nos equivocamos en algo, ya lo aprenderemos. Si fallamos, algún día sabremos cómo superarnos y si nos hacemos daño... No hay herida que no cicatrice. Pero, lo más importante no es lo que pueda pasar sino lo que estamos dispuestos a permitir que ocurra. 
Si fuese ese soñador que está ahí delante de ese mágico espejo sabría qué contestarle porque no hay nada más bonito que dibujar con palabras aquello que aún está por pasar. Le hablaría de lo importante que sería para mí un mundo donde fuese bienvenido mis sueños, donde fuesen bienvenidos esa legión de soñadores/as que nunca dejan de creer y luchar por lo que aman.

     En mi futuro no puede existir la soledad... Le contaría lo mucho que valoro el abrazo de quiénes me protegen, unos labios que amar y estrechar mis manos con quien desee verme envejecer. 
Es curioso, pero me he dado cuenta de que no he dicho cómo me veo en un futuro sino, más bien, le he regalado algunos de mis deseos... Puede ser que no sepa nunca qué pasará, pero lo que sí sé es que no imagino un futuro en el que deje de ser aquel que sueña -incluso- delante de un bonito espejo.
Reacciones: