En qué piensas...




Cada día recuerdo de qué están hechos tus labios,
De azúcar y cerezo,
con un toque amargo,
Y cada vez que te veo,
Mi alma grita pidiendo el rescate... Que nacen de tus labios.
Y cuando pienso qué piensas,
El camino se hace largo,
Mis manos esperan... Como si fueran esclavos,
Desesperado, embobado, fascinado, atrapado en cada uno de tus movimientos... recostado en tu espalda.
Si algún día te me enfrentas,
Quiero que sepas,
Que la luna nos espera,
aunque estemos en otro planeta,
Dibujaremos estrellas,
Pintaremos mundos,
Rescataré tus sueños... Los meteré en mi barca.
Reacciones: