Despiertos bajo nuestros sueños


Y desperté,
Me encontré en medio de una selva,
Y grité,
Nadie me escuchaba,
Cómo podía existir algo así,
Quién iba a pensar en mí,
¿Alguien me recogería aquí?
Ya lo sé, cruce mi límite,
Me decidí a explorar,
Para encontrarme una vez más,
Llegué a un lago donde me sumergí,
Ahora no quiero salir...
Nadé hasta una cabaña que respiraba en la oscuridad,
Imaginé qué habría más allá,
Entré en su mundo,
Me asusté,
Creí haberlo visto todo,
hasta que te vi a ti,
No eras real,
tu sonrisa me lo confirmó,
Nadamos entre medusas de colores,
Recorrimos el cielo estando en el corazón de algún océano,
Vimos la luna reflejada en nuestros mejillas,
Y entonces logré saber,
que había elegido,
que no estaba tan perdido,
Y me sonrojé,
cuando tus labios bañaron los míos,
Luego me dormí en tu espalda,
Después caí en un bonito sueño,
Y desperté,
Entre sábanas enredadas,
Muerto de ganas por verte,
Estaba en un mundo que dicen que es real,
Y no...
Llegó la noche,
volví a caer y cuando abrí mis ojos...
Estabas otra vez junto a mí,
Juramos que en mis noches y en sus días nos volveríamos a ver,
Y así pasó el tiempo,
hasta que una mañana en una estación de tren te vi... Sí, esta vez no había cerrado los ojos,
Me acerqué a ti,
Y lo primero que dibujó tus labios fue una sonrisa,
que ya conocía,
Hablamos hasta que las horas se comieron a los segundos,
Y al despedirnos me dijiste que nos veríamos donde cada noche,
Entonces supe lo que me temía,
Estabas hecha de mis sueños.
Reacciones: