Por si alguna vez me lees...



Guardo en mi mente los detalles más bonitos que jamás olvidaré,
Tengo en el lecho de mi fe todos los te quiero que algún día reviviré,
Juego cada día a esperarte en esa esquina donde una mañana me choqué con tu aroma, tan árido como el café.
Tengo en mi mundo una sala donde juntos nos abrazamos mientras llueve,
Te he dedicado en el silencio mil poemas por si en algún momento me lees,
Navego en cada instante, en cada sonrisa y en cada beso que una vez saboreé,
Me ilusiono pensando que la vida será más larga que el tiempo que llevo aquí esperando a tus pies.
Si alguna vez regresas,
recuerda eso que anhelas,
Pero no me pidas que pueda vivir...
Sin tus labios,
Sin tu boca encerrada entre mis dedos,
suplicando el silencio a la luna,
cantando en alto nuestra locura,
sellando los besos sabor a tortura,
imaginando que nuestra historia no tiene final,
Guardando cada estrella para que no nos perdamos hasta que nos volvamos a ver.
Tengo bajo llave la canción más bonita que algún día te cantaré,
Vivo sin vivir esperando que llegue ese momento en el que me haces renacer,
Sigo esperándote entre miradas perdidas que busca el refugio de tu piel,
Muero a cada instante en que tu aliento se acerca para saborear mi dulce miel,
Entiendo que tengas miedo,
pero será nuestro secreto,
porque no quiero vivir...
Sin tus ilusiones y dragones de otro mundo,
Sintiéndome niño cada segundo,
Oliendo tu frágil perfume,
Escuchando esa voz que me dice que volverás.
Reacciones: