• Más allá de tus ojos

    ¿Alguna vez os habéis preguntado qué hay más allá de donde alcanza nuestra vista y la investigación? Me imagino que cada una de las personas que componemos este planeta, en algún momento, se ha hecho esta pregunta. Puede que me esté equivocando y haya gente que no se le haya pasado nunca por la cabeza. Pero me gusta pensar que vivimos en un mundo que va más allá de lo que cree o ve. Tal vez muchos piensen que es una locura, pero prefiero creer que nada está escrito. Que las cosas suceden por algo y que ese algo no se llama casualidad, sino sentimiento, energía o destino. 

    ¿Habéis leído ese proverbio que habla sobre un hilo rojo que nos conecta? Sí, dicen que el ser humano tiene que creer en algo siempre, y yo creo en esto. Si te fijas, si te paras por un segundo a reflexionar sobre una situación que te ha pasado o que te está pasando, te das cuenta de que ha sucedido por algo. Hay personas que no caen en esto. Personas que prefieren llamar “mala suerte” a una situación que sólo intenta sacar lo mejor de ti, o personas que creen saberlo todo por haber tocado su realidad con los ojos y no con el alma. Qué complejos somos, ¿verdad?. Sin embargo, cuando estamos en ese momento límite de nuestras vidas recurrimos a eso que no podemos ver, que sólo podemos sentir. No nos importa si tiene una explicación o no, sólo queremos estar a salvo. Y es justo en ese momento donde nos damos cuenta de que somos tan frágiles como el aire que respiramos, tan inciertos como eso en lo que no creemos. Nos damos cuenta de que existe una pequeña línea entre lo que es lógico y lo que no. Y es en ese mismo instante cuándo nos viene a la mente la pregunta con la que empiezo esta reflexión. 

    Nos asustamos, nos hacemos pequeños, intentamos refugiarnos en nuestro escondrijo. Ese que también es arrastrado por el mismo aire que nos ha hecho frágiles. Entonces, es cuando sucede lo irremediable. Te das cuenta que la lucha sólo acaba de empezar. Te das cuenta que es más bonito ser un héroe herido que un villano sin esperanza. Te das cuenta de que todo es más puro cuando no puedes palparlo sino experimentarlo. Comienzas a ver la vida de otra forma. Empiezas a disfrutar de cosas que antes te saltabas. Empiezas a darle más de un sentido a tu tiempo. Te dejas llevar por lo que te rodea hasta que pierdes la noción. Así que un día paras, te miras al espejo y casi no te reconoces. Sonríes porque ves el reflejo de ese que sí te gusta. Una persona que no tiene miedo a equivocarse porque cuando lo intentas nunca te equivocas. Ese que va más allá de sus límites porque su meta es más poderosa que sus miedos. Ese que prefiere soñar a vivir la realidad que otros quieren que viva. Ese que se siente más libre viviendo sin ataduras que con cadenas en los pies. Ese que reinventa su cuento para tener un final feliz. Ese que sabe lo que no quiere a su lado. 

    Y es así, existen esos momentos en los que experimentas muchas emociones a la vez. Momentos en el que pierdes el control de tu propia vida y te dejas llevar por eso que llamamos corriente. Caminas tras las huellas del destino porque no quieres tenerlo todo calculado. Porque sabes que es más sabio aquel que se deja llevar por el corazón que por el cerebro.     

     
     *Imagen del pintor Rob Gonsalves
  • 4 comentarios:

    1. ¡¡Qué bella reflexión soñador !! Me siento tan identificada con cada palabra, siempre me pierdo con mi mirada más allá de mis ojos ,es donde encuentro lo que a simple vista no se puede ver ,es dejar volar el alma y saber que existen secretos de la vida y donde encuentras todas las emociones dispersas en el tiempo ,donde encuentro la paz que no podría encontrar solo con mirar una vez

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Cierto, soñadora. Cuando miramos más allá y nos concentramos en saber qué hay, descubrimos que tenemos un mundo ilimitado de emociones, sentimientos y vivencias que no los podemos vivir si no nos dejamos llevar por eso que está dentro de nosotros y que muy pocos somos los que le hacemos caso: nuestra voz interior.

        ¡¡Feliz día de ensueño!!

        Un abrazo enorme :D

        Eliminar
    2. ... Y en ese sueño que ambos soñamos, entre vigía y sueño, no queremos despertarnos. Porque en esta vida, de tormentosas pesadillas, lo más hermoso es soñar que los soñadores tenemos un punto de encuentro donde encontrarnos. Un beso Tómas. Este es un gran punto de encuentro.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. ¡¡Qué bonitas palabras, soñadora!! Me alegra que seas parte de esta familia de soñadores/as y sabes que aquí siempre será un espacio donde será bienvenido/a todo aquel que sueña con libertad :)

        ¡¡Un abrazo muy fuerte!!

        Feliz día de sueños :D

        Eliminar

    Con la tecnología de Blogger.