• Feliz Navidad Soñadores

    ¡¡Hola, soñadores!! 

    Ya ha llegado la Navidad y, la verdad, cómo de rápido se me está pasando el año. ¿A vosotros no os ocurre lo mismo? Creer que el mundo gira lento, que no da un paso si antes no lo das tú y, cuando te das cuenta, ves como te ha adelantado sin avisarte si quiera. 

    Estas navidades están siendo muy especiales para mí. Hasta hace unos meses no había experimentado lo que es estar separado de las personas que quieres durante tanto tiempo. Vale, sí, han pasado nada más que cuatro meses, pero cuatro meses es casi medio año y antes veía a mis sobrinos casi todos los días, a mis padres a cada momento, a mis hermanos todas las semanas, a Míaro cada segundo y hacíamos casi todos los fines de semanas eso que tanto hecho de menos: la comida familiar. Aquí donde me veis con ese espíritu aventurero y esas ansias de volar, en el fondo soy una persona que le encanta estar rodeado continuamente de aquellos que quiere, soy de extrañar. Pero a pesar de todo, estoy muy muy muy feliz y me preguntaréis “¿Por qué esa excesiva felicidad?” ¡¡Porque he vuelvo a casa para pasar las fiestas navideñas!! No sabéis las ganas que tenía de ver la carita de Míaro cuando se acerca a darme la bienvenida al escuchar que subo las escaleras hacia la casa, las ganas de un abrazo… Un fuerte y eterno abrazo a los angelitos que hacen que mis día a día sean más bonitos, como no, no pueden ser otros que mis sobrinos. Comerme a besos a mis padres, que noten cuánto les he echado de menos. Cuántas ganas tenía de reunirme y brindar por una Navidad donde los sueños van más allá de un simple deseo, porque el sueño más bonito es poder compartirlo. 

    Sí, estas navidades están siendo muy especiales para mí porque he crecido y sigo creciendo, he luchado contra muchos de mis miedos hasta conseguir vencerles, he entendido lo importante que es soñar sin marcarte un límite porque es la única manera de conseguirlo, he visto lo que hace la vida cuando te esfuerzas –y sobre todo– me he hecho más fuerte antes las adversidades, más sabio aprendiendo de aquellos que creen que no saben tanto y más eterno gracias al calor de los miles de soñadores/as que no han dejado ni un solo segundo de apoyarme y quererme en la distancia. 

    Siempre lo digo y es la pura verdad: soy afortunado de tener dos familias que me protegen, me dan su cariño y me cuidan. Y no has leído mal, sí, dos familias… Una que me traspasa la piel, los sentidos y el alma porque es parte de mi sangre, y otra que le entregaría este corazón que late lleno de sueños.

    ¡¡Felices fiestas, familia!! :D 

     “Nunca dejes de creer en tus sueños porque
     algún día esos sueños creerán en ti”


  • 2 comentarios:

    1. Gracias soñador por tus bellas palabras, tu eres un excelente ser humano.
      Gracias por compartir tus alegrías con nosotras.
      Una Feliz Navidad!
      Patricia

      ResponderEliminar
    2. Que bonito regalo que nos has dado. Me encantó leer esta publicación, sabes mientras esta leyendo me imaginaba todo lo que describías, tal cual, al punto que lloré de la emoción, escribes muy bonito.
      Gracias por dejarme formar parte de tú segunda familia. Tú sabes que también me has ayudado mucho a la distancia con tus mensajes, en los momentos dificiles que paso mi país.
      Un abrazo enorme Tómas, disfruta estos días con tú familia al máximo, que son momentos únicos, especiales.
      FELIZ NOCHE BUENA!! FELIZ NAVIDAD!! De esta amiga que te aprecia mucho.

      ResponderEliminar

    Con la tecnología de Blogger.